La familia y la escuela

La familia y la escuela

La familia y la escuela entrevista a Óscar González

Profesor de Educación Primaria, escritor, asesor educativo y conferenciante. Es el fundador de la Alianza Educativa, un proyecto que tiene como objetivo mejorar las relaciones entre las familias y la escuela.

Además, es el director de la Escuela de Padres con talento y Educar con talento. Colabora como experto en los distintos medios de comunicación. En base a su creencia de que la educación lo es todo, considera de urgente necesidad establecer una alianza entre las familias y la escuela: la escuela y las familias necesitamos compartir, no competir.

Ha sido galardonado con el PREMIO MAGISTERIO 2013 por su empeño en mejorar y hacer más fluida la relación entre la escuela y la familia y sus iniciativas que permiten a numerosas familias formarse para reforzar la educación de sus hijos.

Ha sido estupendo compartir estas preguntas con Óscar, ya que considero un tema fundamental del que dialogar.

familia y escuela

ENTREVISTA

  1. La familia son parte importante de la escuela. Uno de tus proyectos es Alianza Educativa, ¿qué objetivo pretende alcanzar? 

El objetivo principal de la Alianza Educativa es el de poder establecer una alianza entre la familia y la escuela eliminando los recelos y desconfianzas existentes entre ambas instituciones para conseguir formar un auténtico equipo educativo. Solo de esta forma será posible el tan ansiado y mencionado “cambio educativo”. La escuela y los padres necesitamos compartir, no compartir. Es momento de que nos unamos y busquemos nuevas formas y fórmulas de colaboración y participación. La Alianza Educativa pretende ser motor de este cambio.

 

  1. ¿Crees que la escuela y la familia trabajan juntas?

Por desgracia, trabajan menos juntas de lo que deberían. Y no es que yo lo diga sino que así lo afirman recientes estudios e investigaciones sobre el tema.

¿Debería haber una mayor interacción entre ellas?

Debería haber muchísima más interacción porque los estudios demuestran que si familia y escuela trabajan unidas los resultados de los alumnos mejoran. ¿Qué mejor razón que esa? Además también destacan que el alejamiento de la familia respecto de la escuela favorece el fracaso escolar. Preocupante, ¿no crees?

 

  1. Como maestro, ¿Piensas que la inteligencia emocional es una parte importante, para afrontar problemas con las familias? ¿Por qué?

Creo que es una parte esencial porque olvidamos que antes que padres o profesores somos personas, seres humanos que pensamos y sentimos. A partir de ahí es fundamental el trabajo emocional que tenemos que hacer con nosotros mismos y con los demás. ¿Cómo queremos educar las emociones de nuestros alumnos si somos incapaces de identificar y expresar las nuestras?, ¿cómo queremos educar en le empatía si somos incapaces de mostrar empatía por nuestros alumnos o por los padres de nuestros alumnos? No podemos dar aquello que no tenemos. Por eso es fundamental realizar un trabajo interior que nos ayudará a establecer unas relaciones cordiales y armoniosas con los padres de nuestros alumnos. Unas relaciones basadas en el respeto, la comunicación, la empatía…

 

  1. La formación de los profesores abordan muchas materias, pero ¿consideras que la preparación que reciben los maestros para tener tutorías, hablar con los padres sobre el rendimiento de su hijo, afrontar ciertos temas…es suficiente?

Considero que es una de las tareas pendientes de la formación del profesorado: se nos prepara para tratar con niños pero no con adultos. Y cuando aterrizamos en la realidad a pie de aula nos damos cuenta que pasamos muchísimo tiempo tratando con adultos: compañeros, padres de nuestros alumnos, etc. Creo que es necesario profundizar en esa formación y que la relación familia-escuela esté mucho más presente como una necesidad prioritaria.

 

  1. ¿Cómo podríamos mejorar en este ámbito?

Considero que se podría mejorar si tanto en la formación inicial (especialmente) y en la formación permanente se introdujeran cursos, talleres, seminarios, etc. que aborden este problema. Además, que en el concurso-oposición se valore también la forma de abordar la relación con las familias. Es importante que el sistema apoye todos los proyectos encaminados a mejorar este ámbito, algo que no ocurre y que muchas veces queda en el olvido.

 

  1. Con el sistema educativo actual, ¿podemos aplicar todas las cuestiones que estamos planteando? ¿Qué se debería cambiar?

Con el sistema actual se pueden aplicar perfectamente todo lo que estamos planteando lo que ocurre es que siempre estamos esperando a que se presenten “las condiciones idóneas” para cambiar las cosas y eso jamás va a ocurrir. Somos nosotros los que debemos introducir los cambios y hacer que las cosas sucedan…

 

  1. La escuela de padres que diriges, pretende ayudar a los padres a enseñar mejor a sus hijos, ¿también aborda el tema de colaborar con el maestro?

El objetivo de la Escuela de Padres con Talento es ayudar a los padres a educar mejor y lo más importante: que disfruten educando. Disfrutando al máximo de todas y cada una de las etapas educativas. Por supuesto uno de los módulos que incluye esta Escuela de Padres es de qué forma colaborar y participar (mejor) con la escuela de tus hijos. En muchas de estas Escuelas de Padres también participan profesores que están encantados de poder colaborar para mejorar estas relaciones.

 

8. Por último, ¿Qué significa para ti la frase “En educación no hay atajos”?

Pues esencialmente que educar es un proceso lento y paciente, no debemos adelantar ni “quemar etapas”. Educamos siempre a largo plazo…Todo llega a su debido momento. Lo que ocurre es que en la actualidad hay una corriente de “hiperpaternidad” que pretende que los hijos sean Einstein, que todo sea educativo, que aprendan muchos idiomas… Y se nos olvida lo esencial: que sean ellos mismos. No debemos olvidar una frase de la gran Josefina Aldecoa: “Educar es un proceso que no termina nunca”. Además, y esto también es importante: educar es un proceso en dos direcciones. Al mismo tiempo que estamos educando a nuestros hijos ellos también lo están haciendo con nosotros: tenemos que aprender mucho de ellos. Y esto requiere de una cualidad esencial para todo educador: la humildad.

 

Para saber más sobre Óscar González os dejo su blog.

Entrevista realizada por: Ana Pérez de Cámara

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Share This